El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
Economía y Comercio  

Perfil económico

Desde hace dos décadas, Argelia viene experimentando un nuevo entorno económico que genera confianza, estabilidad económica y apertura, sostenido por un acertado esquema de reformas estructurales e institucionales.

Argelia es un importante productor y exportador de petróleo y de gas natural, y es miembro de la Organización de Países Exportadores del Petróleo (OPEP).

Es una de las principales economías emergentes del momento en África y el Mediterráneo. Es una economía en plena expansión con un importante potencial humano en un clima jurídico favorable.

Hoy por hoy, el país disfruta de una importante liquidez que proviene principalmente de los ingresos por exportaciones de hidrocarburos, que le permite realizar fuertes inversiones en sus infraestructuras.

El país se encuentra inmerso en un proceso de renovación económica, luego de haber iniciado un largo proceso de reformas para redefinir su modelo económico. Las reformas estructurales e institucionales plasmadas hasta la fecha tienen como propósito principal instaurar una economía de mercado competitivo y eficiente, respaldada por una legítima democracia pluralista.

En el contexto de las reformas que comenzaron en 1994, el Gobierno argelino dictó medidas pertinentes con miras a reducir el control estatal sobre la economía, introducir  los principios de mercado en la dirección y gestión de las empresas públicas, promover la inversión extranjera y crear nuevos puestos de trabajo. Dichas medidas se enmarcan en una iniciativa de modernización a gran escala de los sectores productivos con el objetivo de atraer inversiones y diversificar su economía.

Así, Argelia se enrumbó hacia una apertura económica y decidió abrir el monopolio del gas y la electricidad a inversionistas extranjeros. La liberalización de la economía argelina se sustenta en un marco legal apropiado.

En cuanto a las inversiones al interior del país, el grueso principal proviene principalmente del sector público en un marco de grandes planes y programas de inversión pública, llamados “Planes Quinquenales”.

Los  resultados son alentadores. Desde principios de la década pasada, se ha podido observar un notable crecimiento del PBI y una visible mejora de todos los niveles macroeconómicos. El país ha logrado reducir significativamente su deuda exterior, ha sabido controlar la inflación, reequilibrar la balanza de pagos, mejorar el empleo y conectar con el desarrollo económico y social mediante emblemáticos planes y programas de inversión pública, sobre todo en infraestructuras.

Dentro de ese contexto, con la aplicación de reformas políticas ya iniciadas desde hace dos décadas para reforzar la democracia, el acertado esquema de reformas económicas, el adecuado marco jurídico para las inversiones y el definido plan de desarrollo acompañado de un ambicioso programa de inversiones públicas ($262,000 millones de dólares para el periodo 2015-2019). Argelia pretende desarrollar una economía productiva, competitiva y diversificada.

Argelia, un país joven que obtuvo su independencia en 1962, tiene un gran potencial de crecimiento debido a su capacidad de inversión y de consumo. En el 2014, las importaciones aumentaron 6% con respecto al 2013, pasando de 55,03 mil millones de dólares americanos a 58,33 mil millones de dólares americanos.(Fuente: Ministerio de Finanzas - Dirección General de Aduanas - Estadísticas del Comercio Exterior de Argelia, Año 2014).

Además, Argelia tiene una posición geoestratégica privilegiada como para acceder al mercado europeo (está muy cerca a España) y tiene también 7 mercados fronterizos (Túnez, Libia, Níger, Malí, Marruecos, Sahara Occidental y Mauritania) como para acceder al mercado africano y árabe.

Su potencial humano que se caracteriza por tener un elevado porcentaje de población joven y calificada, sus recursos naturales y las claras ventajas que ofrece su economía, hacen de Argelia un atractivo lugar para invertir.

Inflación, desempleo y deuda externa

La inflación ha podido ser controlada y lleva varios años en niveles aceptables. La tasa de inflación en  2014 fue del orden de 1,92%. (Fuente: Ministerio de Finanzas, Dirección General de Aduanas. http://.www.mf.gov.dz).

La tasa de desempleo experimentó un descenso significativo (10,8% en 2014). Se espera que el desempleo sea menor en los próximos años con diversas medidas de creación del empleo.

En cuanto a la deuda externa, Argelia es uno de los pocos países en desarrollo que ha logrado reducir significativamente su deuda exterior.

En 2014 la deuda externa bruta era de 4 mil millones de dólares americanos, lo que representa el 1,9% del PBI y con una proyección de bajar a 3,2 mil millones de dólares en el 2015, es decir, 1,5% del PBI. (Fuente: Oficina Nacional de Estadísticas de Argelia).