El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Palabras de Bienvenida del Excmo. Señor Embajador Kamel Retieb

 

 

Estimados(as) compatriotas, estimados(as) amigos(as) de Argelia,

Es para mí un gran honor y un inmenso orgullo haber beneficiado de la confianza del Presidente de la República, Señor Abdelmadjid TEBBOUNE, que ha elegido a mi persona para representar a Argelia ante la República del Perú, dos países que la geografía ciertamente ha alejado, pero que por su larga historia de lucha por la recuperación de su independencia nacional, su apego a los valores humanos, su visión de las relaciones internacionales y su lucha para poner fin a la marginación de los países en desarrollo y sentar las bases de un mundo de libertad, justicia, igualdad y hermandad entre naciones y pueblos, han tendido puentes de cooperación y de comunión en beneficio mutuo de ambos países y de sus pueblos.

No cabe duda de que la evolución de las relaciones, tanto a nivel regional como internacional, ha modificado considerablemente las relaciones entre los  países  y  las  agrupaciones  regionales, obligando a los países a revisar sus enfoques de las cuestiones regionales e internacionales, así como la búsqueda de soluciones integradas y transformadoras que garanticen la igualdad y paridad entre todos los países.

En este marco, tanto el Perú como Argelia obran sin cesar para preservar la paz y la estabilidad en sus respectivos espacios regionales y en el mundo, y la promoción de relaciones internacionales basadas en el respeto mutuo, la buena vecindad y el respeto del principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados, así como para garantizar las mejores condiciones y oportunidades necesarias para el desarrollo económico y social de sus respectivas poblaciones.

Con este fin, mi misión se inscribirá directamente en la obra de desarrollo y el fortalecimiento de las relaciones de amistad, respeto y cooperación que siempre han caracterizado los lazos entre el Perú y Argelia, y, sobre todo, trabajar sin descanso en la búsqueda y exploración de perspectivas y  oportunidades que puedan mejorar las relaciones bilaterales, económicas, comerciales y culturales e izarlas al rango de excelencia, a semejanza de las relaciones políticas existentes entre nuestros dos países.

Estimados(as) compatriotas,

La comunidad nacional argelina residente en el extranjero, componente indisociable e ineludible del pueblo argelino, sigue siendo uno de los pilares centrales de la estrategia de desarrollo nacional para la construcción de la nueva Argelia. Por consiguiente, el restablecimiento del lugar de esta comunidad y la revitalización de su papel en el escenario nacional, en particular, mediante el tratamiento adecuado y diligente de los asuntos relacionados con la protección de sus miembros en el plano administrativo, jurídico, cultural y socioeconómico, se han convertido en una de las prioridades y preocupaciones de las más altas autoridades del país, lideradas por el Presidente de la República, a través de sus orientaciones estratégicas a sus representantes en el extranjero, de trabajar en el sentido de esta atención y de la promoción del apego de los miembros de esta comunidad a la madre patria y su asociación al desarrollo socioeconómico del país.

La oportunidad que se me brinda es para reiterarles, estimados(as) representantes de esta comunidad en el Perú, el compromiso sincero del Estado argelino, que estoy orgulloso de representar, estar a la escucha de ustedes y no escatimar esfuerzos para prestarles la asistencia y el apoyo necesarios, a fin de afrontar juntos los desafíos impuestos por una situación internacional y nacional como la del Perú, en constante mutación.


Gloria y prosperidad a nuestros gloriosos mártires y viva Argelia.

Kamel Retieb